LA CASCADA DE LA BRUJA Y SU CUEVA ENCANTADA


Pocos son los lugareños que se atreven a bañar y visitar la Cascada de La Bruja y su posa, por sus encantos y misterios que posee.


De este misterioso lugar surgen relatos tan extraños que ni los mismos moradores han descifrado.


La Cascada de la Bruja esta ubicada exactamente entre la línea fronteriza de los municipios de Sabanagrande Francisco Morazán y San Isidro Choluteca.

Para poder llegar, caminamos una hora y media desde la comunidad de Los Nanzales. Entre vertientes de agua que caen de los cerros, quebradas, encinos y uno que otro pinar, llegamos a la que para la mayoría de sus comuneros es la posa encantada que muy pocos suelen visitar.


El lugar es un espectáculo, la fuertes lluvias hacen del lugar una zona peligrosa, entre paredes rocosas, en su parte frontal se extiende una hermosa caída de agua que simula el velo inmenso de un traje de novia que cae sobre el vacío formando un remolino que se confunde entre la brisa que produce.

A su costado derecho otra caída de agua engalana el lugar y una misteriosa ventana se divisa semejante a una bocamina, allí, según nuestros guías Denis y Lizandro Funez, nadie se ha atrevido a entrar.


Cuentan que uno que otro morador ha logrado tomar unas selfies en tiempos de verano y que en su interior calcadas en sus paredes se reflejan unas imágenes de calaveras que se confunden entre el volar de los murciélagos.


Los mitos son muchos, uno de ellos que la cueva cruza toda la comunidad por varios kilómetros; otros, que al lugar llegaron españoles en busca de oro y plata y, la más real, que es un lugar virgen al que nadie ha podido entrar lo que vuelve un velo de misterio sin descifrar.


Reportaje en video entra a este link


https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=2091181787682669&id=100003726033022


Lizandro Funez cuenta, que sus ancestros les relataron que en una oportunidad, Monseñor Evelio Domínguez llegó hasta el lugar a fin de bendecir la Posa de La Bruja, pero que una vez en su interior se estaba ahogando, por lo que lugareños tuvieron que auxiliarlo para salvar su vida.


Sus moradores suelen también relatar que los venados huyendo de sus cazadores se lanzaban al vacío perdiéndose entre sus aguas.


Cierto o no, lo real es que la Cascada de la Bruja y su misteriosa Cueva son otro patrimonio natural de la comunidad de Los Nazales, allí, donde el turismo de aventura se puede practicar y la adrenalina invade el cuerpo provocando un inmenso escalofrío que incrementa cada segundo la frecuencia cardíaca


En otras entregas periodísticas La Puerta al Sur . com continuará descubriendo otros sitios del emporio natural de esta zona.



Todos los Derechos Reservados para "La Puerta al Sur", 2018 

Director y Fundador Periodista Anibal Baca

Afiliado Colegio de Periodistas de Honduras 

Colegiación N° C-0672