Rostros:

El Ángel que sueña con ser Periodista

Conoce su historia

Es un ejemplo de vida, de perseverancia, de humildad y, sobre todo, de sacrificio

Ángel Mauricio Ramos Aguilar, un joven residente en la aldea Los Noques, sector ubicado entre la línea fronteriza que divide los municipios de San Buenaventura y Sabanagrande, Francisco Morazán, muy bien parecido, 17 años de edad. Lo conocí por los azares de la vida, mi compañero de la Puerta Al Sur.com, profesor Cesar Núñez, me envió varias fotos de la graduación del Instituto Gubernamental de San Buenaventura y me llamó la atención alguien que portaba su bastón para poder caminar  al momento de recibir emocionado el pergamino que le acreditaba haber finalizado sus estudios secundarios de educación básica.

Reflexione en esos momentos: ¿cuantos jóvenes llenos de vida, de energías, con todas sus facultades mentales y motoras desperdician el tiempo en otras actividades que no les provienen ningún provecho? ¿Cuantas personas nos quejamos de la vida que llevamos al menos teniendo nuestros cinco sentidos para hacer uso de ellos y lograr nuestras metas? ¿Cuántos ejemplos de superación como el de Ángel hay en nuestros país y que muchos somos testigos? ¿Cuántos jóvenes sumergidos en los vicios, en la delincuencia y en una vida de desconsuelo y desorientación juvenil? ¿Porque tanta falta de motivación de nuestra juventud hoy en día para alcanzar sus metas no importa las barreras en el devenir dela vida?.

 

Ángel es un ejemplo de vida, de perseverancia, de humildad y, sobre todo, de sacrificio. Nació un 13 de abril del año 2001 en un parto anormal a sus seis meses y medio de gestación, desde allí sus padres tuvieron la triste noticia que nunca más podría ver la maravillas del mundo, que viviría en un mundo de oscuridad, de ilusiones ópticas, de imaginarse que el cielo es azul porque su madre María Elena Aguilar, cuando era pequeño, se lo hacía saber, que los jugadores de su querido Motagua lucen el azul profundo como se lo cuentan sus amigos, que conoce a Diego Vásquez por el sonido de su voz.

 

Aún con todo esta historia su padre José Luis Ramos Baca  y doña Elena aferrados en el Divino Creador y no importando limitación alguna no escatimaron esfuerzo y decidieron emprender la lucha para que Ángel pudiera algún día abrir sus ojos y ver la hermosura del paisaje natural, conocer a sus padres, a su familia y todo el entorno que le rodea. 

“Con voz entrecortada, don José Luis explicó que  la lucha ha sido difícil, primero lo  llevamos a Guatemala donde fue operado en uno de sus ojos con la lamentable noticia que después de los años más bien se cerró por completo… fue triste pero los padres nunca perdemos la fe, mediante una brigada cubana y con la ayuda del alcalde de San Bueventura, Andrés Amador, logramos viajar a Cuba donde los médicos diagnosticaron que mi hijo necesitaba un trasplante de Córnea, lo cual fue imposible ya que para aquel tiempo no existía en ese país y en otros el costo era sumamente elevado por lo que decidimos regresar a Honduras y acostumbramos a la vida de Ángel”, explica.

 

Los primeros pasos de Ángel, añade,  fue cuando lo llevamos a la Escuela  para no videntes INFRAGNOBI de Tegucigalpa, allí se le capacita para aprender a usar el método de comunicación Braille e inicia su estudios educativos en el Kínder, luego, estudia en la Escuela Rural Mixta Félix Salgado de su comunidad de origen donde demuestras sus cualidades por lo que día a día va logrando la admiración de sus maestros y compañeros de estudios; posteriormente, entra al Instituto de San Buenaventura para cursar sus estudios de secundaria donde demuestra sus dotes de maestro de ceremonia, canto, y otros actividades que le hacen ganar el cariño y respeto de los estudiantes de aula y del centro educativo.

 

En los primeros días del mes de diciembre del presente año, llegó el día esperado para Ángel quien en medio de los aplausos de los presentes y el orgullo de sus padres  recibe el título de graduación que le acredita haber finalizado sus estudios en el área de Bachillerato en Informática, desde ese momento, su meta se centra en cumplir el sueño de ingresar a la carrera de Periodismo o afín, su pasión desde pequeño, su  ilusión que a toda costa piensa culminar.

 

Sin embargo, su mayor obstáculo es como siempre el económico, ese papel moneda que a muchos jóvenes de escasos recursos económicos les ha truncado su vida, ese conflicto que para Ángel, como él lo dice, deberá sortear y lograr su acariciado sueño de profesionalizarse en las ciencias de la comunicación.

 

“Dios es fuente de vida, Dios es grande y brinda las respuestas a quienes las necesitamos, sé que alguien me ayudará a cumplir mi sueño, deseo luchar aún en mis circunstancias, tengo los deseos, las ganas, el entusiasmo mismo como cuando era un niño y mi padres me solían llevar a mis clases a la escuela”, expresa con tono seguro.

 

Si alguna autoridad Municipal, de Gobierno o alguien en particular está interesado en cumplir el sueño de Ángel, se puede comunicar con él a su teléfono 95124768, conocer su testimonio de vida y hacer posible que la satisfacción personal de este joven resplandezca ese día en que con andar pausado y la guía  de su bastón se dirija al pódium y corone sus carrera profesional como Licenciado en las Ciencias de la Comunicación.

Un grupo de Policías  perteneciente a la “Olive Branch Police Departament” del Estado de Mississippi, Estados Unidos de Norteamérica,  arribaron a Honduras a fin de compartir la palabra de Dios y colaborar en el desarrollo integral de funcionarios de la Policía Nacional.

 

Con biblia en mano y sus brazos abiertos a la solidaridad arriban Policias Norteamericanos a Honduras

—  La Puerta al Sur

Con biblia en mano y sus brazos abiertos a la solidaridad, un grupo de Policías  perteneciente a la “Olive Branch Police Departament” del Estado de Mississippi, Estados Unidos de Norteamérica,  arribaron a Honduras a fin de compartir la palabra de Dios y colaborar en el desarrollo integral de funcionarios de la Policía Nacional.

Su destino, los municipios de Santa Ana y Sabanagrande ubicados en el cono sur de Francisco Morazán, lugares designados para desarrollar su misión evangelizadora a través de un método de servicio comunitario en el que aprovecharon para remodelar las instalaciones de las sedes policiales de estas comunidades.

Coordinados por el oficial de policía capitán Kevin Mackenzie, un total de siete agentes policiales iniciaron desde el día lunes 24 de septiembre una serie de jornadas de trabajo que culminaron el día viernes 28 de septiembre con una nueva imagen de lo que antes eran instalaciones de las oficinas policiales.

En la posta de Santa Ana F.M., los misioneros cambiaron el techo que se encontraba deteriorado, realizaron mejoras al sistema eléctrico, dormitorios, trabajos de fontanería, encielado, baños, sanitarios, costos de pintura, entre otros aspectos.

Por su parte, en Sabanagrande la oficinas fueron remodelas en su totalidad, se hizo mejoras a los dormitorios, baños, encielado total, sistema eléctrico y de agua potable y se suministró costos de pintura.

 

Entre las duras jornadas de trabajo los policías misioneros compartieron sus testimonios de vida con los miembros de la Unidad Metropolitana policial número 14 y sus experiencias vividas  en su trabajo policial destacando que la fe y la vida en Cristo son aspectos fundamentales para la sobrevivencia  en su difícil tarea de brindar seguridad.


El capitán Mackenzie, un fiel seguidor de Cristo, explicó a la Puerta al Sur que hace unos años atrás vivió en Honduras; tiempo durante el cual, lo dedicó a predicar la Palabra de Dios por diferentes lugares y  luego volvió a su país para continuar con sus funciones policiales.

Detalló que a través del Ministerio de la Iglesia Bautista nació la idea de coordinar misiones a Honduras y colaborar con los miembros de la Policía Nacional designando para este año las estaciones policiales de Sabanagrande y Santa Ana.

Durante su estadía ellos departieron con todos los policías de la Unidad Metropolitana del sur de Francisco Morazán por medio de grupos de oración y de estudio de la biblia  compartieron versículos, experiencias vividas, testimonios; por lo que tras un examen de lo aprendido, entregaron equipo de uso policial a la mayoría de funcionarios policiales de la zona que son donados por policías de Mississippi, recursos personales del capitán Mackenzie y de amigos que colaboran con su causa. 

El grupo de misioneros policías coordinaron su llegada con la Organización No Gubernamental Misión Bautista Medico Dental, con sede en la comunidad de El Zamorano, cuyo objetivo es predicar la Palabra de Dios sin ningún distingo social y coordinar brigadas médicas y ayudas especiales a personas de escasos recursos económicos, instituciones que prestan una labor social  en municipios que tras un diagnóstico son elegidos.

En este año Misión Bautista ha recibido más de 75 grupos de misioneros extranjeros que han traído consigo una mano solidaria a miles de hondureños a nivel de todo el territorio nacional.

El subcomisionado de policía Melvin Alvarenga comandante de la Umep 14 con sede en Sabanagrande expresó su satisfacción y agradecimiento a la misión policial por la gran obra realizada en beneficio de los policías que residen en las estaciones policiales remodeladas.

Asimismo, agradeció la ayuda en cuanto a la disposición de la mano de obra por parte de la Coorporación Municipal del municipio de Santa Ana F.M., que a través de su edil Jorge Sandres dijo presente en las mejoras de las postas policiales. 

Ella dice: "en Nueva Armenia también hay mujeres bellas"

La Puerta al Sur/Colaboración Kevin Calix

La representación de Miss Sabanagrande Angie Gabriela Vigil despertó la fiebre del modelaje en la zona sur de Francisco Morazán donde han surgido varias jovencitas queriendo incursionar en el arte de la belleza y el encanto.

Una de estas jóvenes que se comunicaron con la Puerta al Sur es Karla Barahona Sierra de 21 años de edad, una bella señorita originaria del agradable municipio de Nueva Armenia, quien con toda seguridad, pidió dar a conocer a través de este medio informativo la belleza femenina que posee ese pintoresco paraje natural de Honduras.

Mientras dejaba escapar una expresiva sonrisa, Karla nos aseguró que es una ferviente  amante de la naturaleza, que goza disfrutar de los parajes naturales, sus sitios turísticos y del arte rupestre propio de la zona.

Invitó a todos los pobladores del cono sur de Francisco Morazán a viajar a Nueva Armenia y disfrutar de su clima agradable; especialmente de sus famosos Chorros ubicados en el Rio Coyolar, una de las mayores fuentes naturales de agua cristalina proveniente de un nacedero que lo hace único en la zona.

Karla, es una estilista profesional, admira el medio ambiente y la belleza de las  mujeres armenianas.

Actualmente labora en un Call Center y es fiel admiradora del arte de la pasarela y  la fotografía.

La Puerta al Sur

La Puerta al Sur

La Puerta al Sur

La Puerta al Sur

La Puerta al Sur

La Puerta al Sur

La Belleza de Sabanagrande presente en

"Miss Mundo Honduras 2018"

Aníbal Baca/La Puerta al Sur

Angie Gabriela Vigil Ñieto, una esbelta joven de 21 años se convierte en la señorita que por primera vez portará la banda representando a su querida y natal ciudad de Sabanagrande, nunca en la historia alguien habría ostentando tan honrosa distinción

Esbelta, sonrisa agradable, 1.75 de altura y con medidas 36-25-36, Angie Gabriela Vigil Nieto, a sus 21 años de edad, será recordada para la historia como la primera joven que representó a Sabanagrande; Francisco Morazán, en el certamen Miss Mundo Honduras 2018.

Oriunda de la ciudad de “Las Rosquillas”, no se aminora con tal alto honor a ella encomendado y con la galantería que produce esta distinción habló en exclusiva para la Puerta al Sur, el primer Periódico Digital de la Zona Sur de Francisco Morazán.

Con la seguridad que brinda el ser egresada de la carrera de magisterio en la Normal Pedro Nufio de Tegucigalpa MDC, dice sentirse orgullosa de representar a Sabanagrande, nombre que, según investigaciones de este medio, nunca antes sonó en un certamen de belleza de la catadura del Miss Mundo Honduras.

Con denotada alegría, dijo sentirse orgullosa de representar su lugar natal. "Honduras conocerá que en la zona sur existe un pueblo con sus calles empedradas, gente maravillosa y sitios turísticos como su hermosa Iglesia colonial, el monumento a La Batalla de la Trinidad y otras maravillas naturales que daremos a conocer durante esta delicada mención”.

Sobre cómo nació esta distinción, explicó que hace algunos años participó en Miss Teen Honduras realizado en Copán Ruinas donde se dio a conocer; hoy se nos propuso participar y representar al departamento de Valle y les dije: “No, yo quiero representar a Sabanagrande, deseo identificarme con mi tierra, dar a conocer sus virtudes y su grandeza”.

Miss Mundo Honduras es uno de los certámenes más reconocidos a nivel nacional e internacional y su objetivo es resaltar la belleza hondureña y el turismo como forma de desarrollo de nuestros pueblos.

Este evento se desarrollará en la ciudad de La Ceiba, Honduras, del 12 al 16 de junio y, Angie, lucirá sus mejores galas en dos pasarelas finales de traje de baño y ropa de noche de gala.

 

Antes de la gran final participará en una serie de eventos sociales donde el nombre de Sabanagrande se escribirá por primera vez con letras de oro.

Actualmente, cursa el tercer año de la carrera de Química y Farmacia, en sus palabras deslumbra la riqueza de su lenguaje, la soltura de sus palabras, el esplendor de su juventud y la coquetería de la belleza natural.

Desde hoy, Angie Gabriela prepara su maleta con destino a La Ceiba, en su interior van impresos los parabienes de un pueblo lleno de alegría y regocijo por tan alto honor, las oraciones de su familia que se enaltece por los triunfos adquiridos y que hoy comparte con la ciudad que le vio nacer: Sabanagrande y, porque no decir, con toda la región sur del departamento de Francisco Morazán. 

La Puerta al Sur
La Puerta al Sur
La Puerta al Sur
La Puerta al Sur
La Puerta al Sur

Doña Juanita Almendares: La madre mas longeva de Sabanagrande

Por: Aníbal Baca/La Puerta al Sur

Según investigaciones de la Puerta al Sur quizá sea la señora con más años de edad del sur de Francisco Morazán 

105 años de vida de los cuales como madre ha dedicado unos 86 a la gran tarea de ser madre formando a sus hijos bajo su mandato de responsabilidad y respeto al prójimo. Delicada como nuestros ancestros familiares, pero siempre disimulada con una sonrisa, así es la madre de las madres doña Juana Almendares Fortín.

 

Nació un 13 de julio de 1913 en la aldea Sabanas de Encina, Sabanagrande Francisco Morazán, de familia sencilla rememora que de niña no existía tanta tecnología que hoy en día ha robotizado a la población, especialmente a nuestros jóvenes.

 

Para ese entonces su diversión era correr por las verdes praderas que rodean el cerro Momotombo, se regocijaba de la frescura agradable que para esa época las frías noches de invierno provocaban el encanto de un sueño agradable y confortable.

 

Lúcida, alegre y afable, "doña Juanita" nos dice que a pesar de la felicidad que Dios le ha brindado de gozar del cariño de sus hijos, nietos, bisnietos y demás familiares en tantos años de vida, como toda madre, ha tenido sus momentos difíciles como el haber sepultado por diferentes circunstancias a siete de sus doce hijos.

 

Su encantadora mirada contrasta con una hermosa sonrisa que irradia frescura y seguridad por lo vivido, su piel blanca denota la herencia de su padre un ciudadano de origen italiano, ingeniero en minerías y de nombre Bartolini Fortín que llegó a Sabanagrande a principios del siglo pasado en el auge de la explotación minera.

 

Por muchos años residió en el barrio El Tule de Sabanagrande luego decidió radicarse hace unos 30 años en el barrio Suyapa donde actualmente vive al cuidado de su hijo Francisco Almendares y su esposa Sagrario Vásquez.

 

Doña Juanita es admirable en todos los aspectos, un físico envidiable, desde un sano metabolismo que le permite degustar cualquier tipo de alimento como cualquier niño sin preocupaciones de afectar su salud, lo que, en gran parte, hoy le permita ser la madre más longeva que la Puerta al Sur ha reconocido para este año.

 

Hoy, doña Juanita, como cariñosamente se le conoce, goza de la felicidad, se engrandece de los abrazos y caricias de más de 40 nietos y bisnietos que durante su vida ha visto crecer.

Tener a  mi madre es un regocijo celestial

Francisco Almendares el menor de sus hijos se regocija por la dicha celestial de estar compartiendo tan conmemorable fecha dedicada al día de la madre.

“Como no estar radiante de alegría sí sé que para esta fecha muchos podrán estar llorando ante la usencia de su madre…ese significado para mi es lo más lindo que Dios me ha brindado, desprendernos de ella será difícil pero nuestro convencimiento cristiano nos dice que algún día tendremos que partir de esta vida”, expresa.

Recuerda que su madre dedicó gran parte de su vida a la costura, labor con lo cual creció a la mayoría de sus hijos con una férrea disciplina y, sobre todo, de amor y respeto al prójimo.

Según Francisco su familia es de herencia longeva, su hermano mayor José Humberto actualmente tiene más de 85 años, su hermana Carmen 74, Leticia de 68, Juanita de 65 y él de 57.

Muchos no logran ni conocer a sus madres, mi consejo en un día tan especial es que no nos equivoquemos que nuestra madre necesita dinero, cosas materiales, un regalo, no una madre se agrada con un saludo sincero, que estemos pendientes de su salud y del respeto que ella nos inculcó.  

 

Julia Leticia es otra de sus hijas, a simple vista, una dama que no aparenta sus años, ojos azulados y envidiable porte, denota el orgullo de tener a su madre a tan considerable edad y recuerda la disciplina que le inculcó: “hasta para ir a una fiesta había que pedirle permiso, si ella decía no van, no se discutía más”.

 

Comenta, que no hay nada más bello en esta vida que cuidar a su madre, apreciarla y sentirse orgulloso de tan alto honor, es difícil perder a su madre, ella siempre me dice: “como falta el cariño paternal y maternal hoy en día…se perdió el respeto a la vida, nuestra juventud sumergida en los vicios…hay que volver los ojos a la familia y a Dios”.

34 años divididos entre una pizarra

y sus estudiantes

"A la juventud hay que entenderla, muchas veces buscan en el docente un ánimo de esperanza y estima"

“Perdona a tu pueblo señor, Perdona a tu Pueblo, Perdónalo Señor” … Unos años atrás durante las procesiones del Viernes Santo que suelen realizarse en Sabanagrande para conmemorar el Santo Entierro del hijo de Dios, entre el caminar pausado de los fieles, solía escuchar este cántico de cuya interpretación resonaba la voz de la profesora Martha Salgado, ese fue uno de los recuerdos que se me vinieron a mi mente cuanto visite su aula de clases.

 

16 de marzo del 2018, día viernes soleado, se celebraba el 56 Aniversario del Instituto Técnico Gubernamental Francisco Morazán de Sabanagrande, todo en un ambiente de alegría; pero, una fecha contradictorio para ella, su último día en la que por 27 años fue su casa, donde aprendió a querer a miles de estudiantes durante el desarrollo de sus clases de Técnicas de Hogar; allí mismo consintió a muchos jóvenes sin el cariño de un padre, les enseñó a enfrentar la angustia de su futuro; a otros les ofreció un poco de su cocina para vigorizar su sed de pensamiento y superación, como ella me lo dice: “ me voy triste porque dejo a mis muchachos a quienes siempre ofrecí mi amistad, un consejo, la experiencia de la sabiduría aprendida en años de labor educativa ”.

 

La profesora Salgado, es oriunda de Sabanagrande, aunque su mayor tiempo ha residido en Tegucigalpa, donde a partir de ahora, dedicará su tiempo libre a sus tres hijos y una nieta que cada día le miraban salir desde horas de la madrugada para cumplir su horario de clases.

 

En total son 34 años de servicio a la educación por lo que siente que cumplió con su deber para lo cual se preparó en la Universidad Pedagógica como catedrática en Educación Técnica Para el Hogar, siete de ellos asignada en el municipio de Monjarás, Choluteca, donde estuvo desde 1983 a 1990.

 

Para ese año llego al colegio de Sabanagrande en medio de la tristeza porque su padre estaba grave, motivó que la obligó a gestionar su traslado.

 

“La juventud de estos tiempos hay que entenderla, siento que los padres han descuidado su verdadero papel, todos fuimos rebeldes alguna vez, los maestros no podemos cargar con toda la problemática del alumno, hay jóvenes que lo que buscan en el catedrático es un ánimo de esperanza, amor, comprensión y estima que quizá en su hogar no lo tiene”, expresa con tono compungido.

 

Mientras toma aire para soportar el ahogo que producen sus palabras, expresa que le harán mucha falta sus compañeros maestros, aquellos con los cuales convivió sus tristezas y alegrías, el desencanto de un magisterio abandonado por los gobiernos de turno, sin motivación, sin mobiliario y recursos para brindar una mejor educación a la juventud.

  

“Me voy satisfecha porque cumplí con la sociedad, laboré también en el Hospital Materno Infantil con niños especiales; fui miembro del honorable Cuerpo de Damas de Honduras y, por muchos años, participé en el coro de la Iglesia de mi querida Sabanagrande de cuyos recuerdos se me vienen las palabras de Monseñor Evelio Domínguez cada Semana Santa: “que vengan las Salgados a cantar”.

 

Así es la vida con el devenir de los años, enmarañados en el mundo de nuestro trabajo sea cual sea, ese en que empezamos un día y que cada momento forjamos en busca de dejar un legado para la sociedad…ejemplos como la profesora Martha, seguirán fortaleciendo nuestro espíritu de lucha y llegar al final de la carrera, precisamente, ese enigma que todos tenemos.

Modelo de superación y sacrificio personal 

Julia Sierra Corea, una joven con deseos de superación, originaria de la comunidad de El Espino, La Venta del sur, es un ejemplo de superación y tenacidad que debe servir de modelo personal para nuestra juventud.

 

De una familia de escasos recursos económicos, en el año 2008 decidió iniciar su aventura estudiantil en procura de lograr su sueño de coronar sus estudios universitarios; para lo cual, ingresó al recién inaugurado centro educativo “Monseñor Evelio Domínguez” con sede en Sabanagrande Francisco Morazán, dependiente del Instituto de Educación por Radio, IHER, donde cada sábado hacia un esfuerzo para llegar desde su comunidad natal y recibir el pan del saber.

 

En diciembre de 2010, entre la alegría que provoca logar nuestras metas, Julia se graduó como Bachiller en Ciencias y Letras, siendo parte de la primera promoción del IHER.

 

Para ese año Julia sentía que su objetivo no se quedaría allí y acude al proyecto “Casa De Todos” que para esa fecha daba sus primeros pasos para apoyar jóvenes con talento académico y deseos de superación.

Es así que luego de un análisis los coordinadores de esta organización solidaria Santiago Aguilar y Sergio Ávila a través del Programa “Becas Universitarias” elige a Julia como su primera beneficiaria.

Ansiosa por iniciar su curricular universitaria decide ingresar a carrera de Licenciatura en Empresas Agropecuarias en la modalidad a distancia ofrecida por la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

Desde ese año 2011, Julia también decide a la par de sus estudios colaborar en el Programa Educativo del Proyecto “Casa de Todos” donde da a conocer a otros estudiantes sus conocimientos y sus grandes valores humanos. Hoy en día aún es parte del clan de maestros del centro educativo IHER “Buscando un Sueño” coordinado por el proyecto Casa de Todos en las modalidades de primaria acelerada y tercer ciclo de educación básica con sede en la comunidad de El Jícaro de Sabanagrande.

Con carácter de mujer luchadora, constante y entregada, nunca aceptó el no como respuesta y su incansable deseo de superación fue recompensado el reciente sábado 24 de febrero del presente año al recibir el grado de Licenciada en Empresas Agropecuarias, ceremonia de graduación realizada las instalaciones de la UNAH.

La Puerta al Sur en su afán de resaltar esos rostros que engrandecen a nuestra sociedad seguirá por medio de esta sección destacando los testimonios de vida que sirvan de modelo para muchas jóvenes de nuestras aldeas y caseríos de la zona sur de Francisco Morazán para que descubran que el estudio es un camino para la superación personal y el modo de abrir una ventana a la esperanza.

Monseñor Evelio Domínguez:

un legado de vida basado en la sencillez y la nobleza 

Sencillo
Busto
Su adoración

21 de abril de 1988: en la Iglesia del Santo Rosario de Sabanagrande, Francisco Morazán, el buen pastor se despedía físicamente de sus feligreses, en ellos dejaba un legado de amor y esperanza hacia el prójimo fundamentado en sus virtudes sacerdotales de 53 años de servicio a la feligresía en diferentes lugares de nuestro país.

 

Fundó grandes proyectos sociales como Cáritas de Honduras, Semanario FIDES, Escuelas Radiofónicas de Honduras y otra gran cantidad de instituciones pastorales que aún se conservan en la actualidad.

 

Monseñor Domínguez nació en Marcala, La paz, un 28 de marzo de 1910, en los albores de su juventud cursó estudios básicos en la Escuela Elemental de Marcala bajo la dirección de los padres Paúles de la provincia alemana para luego realizar estudios sacerdotales en el Seminario Mayor de Tegucigalpa, donde recibe la consagración sacerdotal de manos del excelentísimo monseñor Alberto Levame un 2 de diciembre de 1935.

 

Tras desempeñarse como vicario cooperador de la catedral con sede en Tegucigalpa, capellán del Hospital San Felipe y vicario de la parroquia de Cedros F.M., es nombrado el 5 de mayo de 1939 cura párroco de Sabanagrande. Con perseverancia silencioso y fecundo celo empieza su gran obra de evangelización mediante la cual funda varios grupos católicos como los Celebradores de la Palabra de Dios, El Camino Neo-catecumenal, La Legión de María, Clubes de Amas de Casa; pero sobretodo, emprende el renacimiento de la juventud por medio de una pastoral social dinámica que se convierten en un modelo a nivel nacional.

 

Monseñor Domínguez es el pionero de lo que hoy es la industria de la artesanía y la alfarería en Sabanagrande, pilares fundamentales en el auge del mercado de las rosquillas, cerámica, floristería, corte y confección entre otras artes y vocaciones. Asimismo, fue quien inició  la creación de proyectos sociales y apostólicos como ser: programas de agua potable, alfabetización, construcción de escuelas, lactarios, Ermitas, vías de comunicación; todos fundamentados, en la justicia y el amor al prójimo.

 

Sus grandes atributos fue ser un sacerdote modesto, culto y prudente. El 27 de diciembre de 1957 es consagrado Obispo Titular de Acola y auxiliar de Tegucigalpa, nombramientos que nunca le hicieron perder sus sencillez ya que pocas veces se le vio vestir sus hábitos canonicales.

 

Según escritos investigados en el boletín eclesial de 1957, siendo obispo asistió a las bodas de plata sacerdotales de monseñor Jacobo Cáceres, en Danlí, El Paraíso, en los mismos se describe que tuvieron que obligarlo a que se invistiera con sus hopalandas prelaticias.

 

Sin lugar a dudas que la simpatía y el recuerdo en pleno siglo 21 de monseñor Domínguez esta vigente en sus obras sociales y espirituales que conservan un legado de fermento para el testimonio de vida cristiana al servicio de los más necesitados. Como él lo dijo en una de sus homilías dominicales: "de manera, que la vida de la Gracia es la dicha más grande que podemos tener en este mundo; por consiguiente, perder la Gracia de Dios es la mayor desgracia que nos puede acontecer en la tierra". 

Todos los Derechos Reservados para "La Puerta al Sur", 2018 

Director y Fundador Periodista Anibal Baca

Afiliado Colegio de Periodistas de Honduras 

Colegiación N° C-0672