Recién nacida es recibida en brazos de policía femenina


El llanto de una niña en la oscuridad de la noche, el sonar de la sirena y los reflejos multicolores de las luces de un vehículo policial, se convirtieron en el escenario para que una mujer, originaria de Orocuina, Choluteca y residente en el municipio de Sabanagrande, Francisco Morazán, diera a luz a una hermosa bebé.El reloj marcaba aproximadamente las 06:00 P.M. del día miércoles 21 de agosto del presente año y en la comunidad del caserío El Yure de Sabanagrande F.M. la joven Fanny Maricela Cruz Aguilar de 20 años de edad lucía desesperada ante los primeros dolores que producía un embarazo de nueve meses que estaba por concluir.


Junto a su tía María Antonia Núñez de 46 años, ambas procedentes de una familia humilde y de pocos recursos económicos, tomaron la decisión de dirigirse a la Estación Policial con sede en el centro de Sabanagrande para pedir apoyo en su trasladado a un centro asistencial de Tegucigalpa MDC.


De inmediato un grupo de agentes policiales, entre ellos, la Policía femenina Karina Almendarez, procedieron a prestarle los primeros auxilios y trasladarla a la ciudad capital para su pronta atención médica.

Entre el quejido de la joven y el sonido bullicioso del equipo de radiocomunicación por el cual se coordinaba una ambulancia del 911, la joven no soportó más e inició el proceso de parto de su bebé en el interior del vehículo policial.

Luego de estacionar la patrulla, a la altura del sector de Tizatillo, la policía Almendarez, con aptitud segura, ayudó a la joven en su labor y tras varios minutos recibía en sus manos a una hermosa niña, que entre sollozos, era arrullada en brazos por la agente policial.

Una vez cumplida su misión los agentes de policía fueron auxiliados por paramédicos de una ambulancia del 911 que llegaron al lugar tras ser alertados de la situación.

Almendarez, policía femenina asignada a la Unidad Metropolitana número 14 con sede en Sabanagrande F.M. manifestó su agrado en colaborar con este tipo de causas en beneficio de la población de escasos recurso económicos.


Recordó que es la segunda vez que atiende este tipo de emergencias y de manera extraña en el mismo lugar (Tizatillo) ya que hace unos 10 meses, con su ayuda y la de sus compañeros, un niño dio a luz en sus brazos.


Explicó que como servidores públicos tienen que realizar este tipo de obras sociales y que en esos momentos lo único que ella hace es “pedirle a Dios que todo salga bien y que no se dé ningún contratiempo en un momento tan difícil para una madre”.


“Son experiencias que siempre están presentes en nuestro diario laboral y, que, en nuestra función policial, debemos estar preparados para asistirlas a pesar de lo complejo que pueda parecer”, concluyó Almendarez.


Por su parte, la madre de la recién nacida agradeció el gesto solidario por parte de los agentes policiales que demuestra el grado de profesionalismo y servicio hacia la ciudadanía.

Todos los Derechos Reservados para "La Puerta al Sur", 2018 

Director y Fundador Periodista Anibal Baca

Afiliado Colegio de Periodistas de Honduras 

Colegiación N° C-0672