Hoy conmemoramos un aniversario más del Parque Central de Sabanagrande "18 de Noviembre"

No se escuchan cohetes ni serenatas, no hay pastel ni carnaval; pero, si existen anécdotas, recuerdos y un árbol de napoleón que aún conserva la rigidez de antaño, las rondas de juego de "maules", el refugio de la estampida del torofuego, el vaivén de los niños que con su sonrisa colgaban de sus ramas y la sombra acogedora de una pareja enamorada que se escondía en las frías noches de noviembre.


La historia del parque central de Sabanagrande se remonta allá por los años 1900 cuando para ese entonces el mismo era una plaza de estilo colonial cuya vistada principal se centraba en la monumental Iglesia católica que se erige aún en la actualidad.


Para ese período, rememoran algunos escritos, la plaza de lo que para ese se entonces se llamaba Apakunka, que traducido significaba tierra de pacones, era una extensión de verdes veredas que consentían la armonía ciudadana de quienes se reunían para las conversaciones y cuentos del día.


En un documento en poder de la puerta al sur.com se manuscribe que esta Plaza Central también sirvió para que los amantes de varios deportes realizaran sus prácticas como lo hacía el club Alma Fuerte allá por los años 40'.


Se promueve la idea de convertir la Plaza Central en un Parque

En 1953 el señor alcalde don Virgilio Almendarez, visionero de primera y muy recordado por la población de Sabangrande a sugerencia del señor Antonio R. Varela, un próspero comerciante, solicita al Poder Ejecutivo un ingeniero de profesión para que prepare un plano y el presupuesto para la construcción del parque.


El señor Varela en sesión de Corporación Municipal propone se aumenten los impuestos en un 50 por ciento para la creación de fondos con el único propósito de dirigirlo a obras públicas y el ornato del municipio; al final, los representantes del pueblo acuerdan un 25 por ciento para lo cual se organiza el Comité de Obras Públicas y Ornato cuya presidencia honorario la asume el recordado monseñor Evelio Dominguez, presidente efectivo Don Virgilio Almendarez y el profesor Ricardo Flores secretario.


Para 1957 estando como edil el señor Ignacio Nuñez Rivera se programa la construcción del parque como una prioridad del plan anual.


La idea se queda en papel. En 1959 el alcalde Don José Santos Alfaro es autorizado por la Corporación a comenzar la obra; sin embargo, pasan dos años sin que se lleve a cabo.


Don Nicolas Castro dice hay que construir el Parque


Don Nicolas Castro en 1961 no duda en hacer realidad la construcción de las primeras obras del parque con el apoyo decidido del presidente del Congreso Nacional y prominente político del Partido Liberal Don Modesto Rodas Alvarado.


Desde ese entonces el parque lleva por nombre 18 de Noviembre como un recordatorio a esa fecha histórica en que la Corte Internacional de Justicia de La Haya declaró el fallo a favor de Honduras en cuanto a la delimitación de la frontera entre Honduras y Nicaragua en 1961, lo que puso fin a la disputa que para 1957 provocó un posible conato de guerra entre ambos países.


De nuevo en 1974 Don Virgilio Almendarez funge como alcalde y procede a integrar un Comité Promejoramiento del Parque y nombra como presidente al señor Dario Oyuela Sandino, secretario a Romeo Nuñez Águilar y a Victor Hugo Castillo como asesor.


Remodelaciones


En 1976 a iniciativa del profesor Santiago García, Don Demetro Simón (Chito Simón) y Don Jorge López se construye la baranda perimetral.


Para 1985 en la administración de la profesora Isolina Lagos Alvarado se instala varios faroles de tipo colonial simulando con ello los primeros diez del alumbrado público de 1888 en la corporación municipal presidida por Don Nicolas Coello y también se coloca la rueda de lo que se dice formó parte de un molino de uso mineral.


En la administración del joven alcalde Ramón Silva (1999) se construye la acera en los lados norte y sur.


Actualidad


El período 2010- 2014 se procede a la remodelación total por la administración municipal dirigida por el actual edil Germán Rafael Díaz conservando su estructura original, pero, dándole un retoque arquitectónico contemporáneo y la implementación de un jardín de diversidad de especies naturales y ornamentales que complementan con el diseño de sus entradas y rotonda central, entre otros detalles.


El mismo fue una realidad producto de un préstamo que dicha Corporación Municipal obtuvo con BANCAFE de un millón setecientos cincuenta mil lempiras (L.1.750.000.00) pagaderos con fondos propios sin ningún tipo de aportación gubernamental.


Actualmente luce un ambiente de acogimiento natural debido al buen cuidado de sus áreas verdes y zonas ornamentales.

Todos los Derechos Reservados para "La Puerta al Sur", 2018 

Director y Fundador Periodista Anibal Baca

Afiliado Colegio de Periodistas de Honduras 

Colegiación N° C-0672